Categories
Historia

Los doce caballeros de Inglaterra en los jardines del Marqués de Fronteira

Los jardines de la Quinta dos Marqueses de Fronteira, en Lisboa, forman un conjunto único que combina escultura, azulejos y embrechados para celebrar el triunfo de la nueva dinastía de los Braganza.

Los jardines de la Quinta dos Marqueses de Fronteira, en Lisboa, forman un conjunto único que combina escultura, azulejos y embrechados para celebrar el triunfo de los héroes de las Guerras de Restauración Portuguesas (1640-1668) y el establecimiento de la nueva dinastía de los Braganza.

El gran mirador de los reyes, que permite una maravillosa vista sobre los jardines, es también una galería de la historia de Portugal. Formados por la secuencia de bustos reales, cuentan la historia del nacimiento de la nación hasta el delicado momento político de la regencia de D. Pedro II. Como está claro, el objetivo principal del conjunto era borrar el tiempo de la anexión española, y no tenía sentido tener los retratos de los monarcas de la Unión Ibérica.

La pasarela comienza en la torre oeste, con el busto del conde D. Henrique de Borgoña, padre del primer rey de Portugal, y termina en la otra punta, con el de D. Nuno Alvares Pereira, el héroe militar responsable por la rotunda victoria de Aljubarrota, en 1385, la famosa batalla que dictó el fin de las pretensiones de Castilla.

Retrato ecuestre de D. João Mascarenhas, c. 1670. © Teresa Verão.

Abajo, en los hermosos arcos del tanque, doce caballeros están representados en los azulejos. Como el poeta Luís de Camões cantó en los Lusíadas, viajaron a Inglaterra, a petición del duque de Lencastre, para defender el honor de otras tantas doncellas. Forman una mítica guardia de honor que representa el mejor del espíritu caballeresco de la aristocracia portuguesa.

Como es sabido, el momento político era delicado y, además de la guerra, D. Pedro II, preocupado por la imposibilidad de que su hermano D. Afonso VI dejara descendientes y garantizara la futura independencia del reino, promovió un golpe de Estado. Por su participación en las campañas militares en el Alentejo y su apoyo político, Juan de Mascarenhas fue galardonado con el título de Marqués de Fronteira. En los azulejos, tanto él como su hijo son retratados al lado de los doce caballeros.

Jardines del Marqués de Fronteira, Lisboa.
Jardines del Marqués de Fronteira, Lisboa. © CM.

También debemos señalar que los jardines estaban listos para la celebración de la boda del segundo marqués, D. Fernando de Mascarenhas, con D. Joana Leonor, hija de los Condes de Ataíde, en 1672.

A pesar de la ingenuidad de la representación pictórica, es uno de los conjuntos de azulejos más importantes realizados para los palacios de Portugal, en una demostración de la coherencia que presidía la formulación de ese tipo de programas iconográficos. En este caso, es notable como la arquitectura del jardín, al igual que las construcciones efímeras erigidas para celebrar las entradas reales, sirve de mero apoyo al discurso de las imágenes que celebran el triunfo del amor y la paz.

BIBLIOGRAFÍA PRINCIPAL

NEVES, José Cassiano. The palace and gardens of Fronteira: seventeenth and eighteenth century Portuguese style. 3rd rev. ed. by Vera Mendes and Fernando Mascarenhas. Photography by Nicolas Sapieha. Lisboa: Quetzal Editores, 1995. ISBN: 978-0935748987.

Lisboa, Quinta dos Marqueses de Fronteira

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s