Categories
Filosofía Literatura

La risa sabia de Demócrito

Una de las fábulas de La Fontaine, ilustrada en los azulejos de los claustros de lo Monasterio de San Vicente de Fora, relata la historia del filósofo Demócrito, quien, al contemplar la vida cotidiana de sus conciudadanos, reía sin parar.

Una de las fábulas de La Fontaine, ilustrada en los azulejos encargados para la Real Escuela del Monasterio de San Vicente de Fora, relata la historia del filósofo Demócrito, quien, al contemplar la vida cotidiana de sus conciudadanos, reía sin parar. Todas las cosas, graves o leves, hacían que el pensador estallara en risas.

Esa hilaridad molestaba a los ciudadanos de Abdera, que pensaban que él estaba enfermo o loco. El malestar público fue tan intenso que el Senado finalmente envió una carta a Hipócrates, pidiéndole que viniera a la ciudad para examinar al ilustre sabio griego.

Démocrite et les Abdéritains. Reinier Vinkeles (I) según Jean-Baptiste Oudry, 1773
Démocrite et les Abdéritains. Reinier Vinkeles (I) según Jean-Baptiste Oudry, 1773. © Rijskmuseum.

Al llegar a Abdera, el doctor encontró a Demócrito a la sombra de un árbol, precisamente escribiendo un tratado sobre la locura. Preguntado sobre las razones de su diversión, explicó que se reía de la insensatez del hombre, de los proyectos infantiles y de las obras vacías, persistentemente guiadas por deseos inmoderados.

Demócrito y los ciudadanos de Abdera. Francisco Paula e Oliveira. Real Fábrica de Louça do Rato, c. 1792. © Roberto Santandreu.

El médico más famoso de la Antigüedad clásica concluyó que la sonrisa sabia era perfectamente saludable, y la moral de la fábula es una feroz crítica de los prejuicios de la ignorancia de la gente, a menudo llamada la voz de Dios. La elección de la historia de Demócrito para los azulejos referidos encaja perfectamente bien con los objetivos de una institución educativa. Pero, al incluir al fundador de la teoría del atomismo, también demuestra una apertura al eclecticismo filosófico. Como es bien sabido, la Física aristotélica negó que el universo estuviera compuesto de partículas muy pequeñas, indivisibles e indestructibles, y la idea se consideraba contraria a las enseñanzas bíblicas.

En los colegios portugueses, la lenta apertura al eclecticismo filosófico había comenzado en las primeras décadas del siglo XVIII, y el busto del filósofo risueño está representado en los azulejos de las clases en el Convento das Necessidades, de los Oratorianos, en Lisboa. Con la indicación de los sacerdotes de San Felipe Neri, el pintor siguió el grabado que acompañaba la obra de Diógenes Laercio, la principal fuente de la historia de la filosofía antigua.

BIBLIOGRAFÍA PRINCIPAL

MARTINS, António Coimbra. As fábulas de La Fontaine de São Vicente de Fora – Les fables de La Fontaine du monastére de Saint-Vincent à Lisbonne. Lisboa: Editions Chandeigne / Gótica, 2001. ISBN 972-792-038-1.

Lisbon, Mosteiro de São Vicente de Fora

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s